Dos jornadas con Michael Nyman en Avilés | Musicom

Dos jornadas con Michael Nyman en Avilés

junio 12, 2012 Sin comentarios »

 

El compositor británico Michael Nyman protagonizó este fin de semana en el Centro Cultural Internacional de Avilés dos veladas para el recuerdo. El sábado, con un concierto intimista al piano, acompañado con proyecciones suyas en varios de los temas. Y el domingo, con el pase de su película experimental ‘Nyman with a movie camera’ un proyecto inspirado en el filme ‘Man with a movie camera’, dirigida en 1929 por el soviético Dziga Vertov, seguido de un interesante encuentro con el autor. Esta doble velada, un gran acierto por parte de la organización, permitió descubrir la faceta de Nyman como artista visual, mucho menos conocida para el gran público, pero igual de interesante en cuanto a sensibilidad y emoción.

 

 

 

 

 

 

El concierto del sábado se presentó bajo el formato de Michael Nyman Solo y constó de catorce piezas al piano y media docena de vídeos. Sonaron temas del disco ‘The piano sings’ o de las bandas sonoras de las películas ‘Gattaca’, ‘The diary of Anna Frank’, ‘A propos de Nice’ o ‘El piano’. En los temas sin imágenes, Nyman seguía las partituras colocadas en horizontal sobre el piano y que iba arrojando al suelo al concluirlas. En las piezas con visuales, Nyman interpretaba su instrumento con la vista clavada en las imágenes. Fueron casi noventa minutos de un lirismo deslumbrante y con momento inolvidables, como la contemplación de ese idilio inanimado entre los topes de dos vagones de tren mientras sonaba la pieza ‘Diary of love’, o el vídeo titulado ‘Slow walkers’ protagonizado por ciudadanos anónimos con alguna discapacidad en sus piernas, con el tema titulado ‘If’.

La proyección gratuita del domingo rivalizó con el partido de España e Italia de la Eurocopa, que el propio Nyman siguió atentamente en la cafetería del Centro Internacional. Se presentaba como una reconstrucción fotograma a fotograma del original de Vertov, pero lo que se vio no fue exactamente eso. Nyman descubrió la película hace algo más de una década y lo que trató fue de trazar con el material de sus archivos algunos paralelismos con la película rusa en cuanto a imágenes y conceptos, pero no siempre de una forma deliberada. El resultado es cine experimental a base de collages, rodado en varios países, con un montaje trepidante, sin guión, sin actores profesionales y, sobre todo, abierto a múltiples interpretaciones metacinematográficas. “Es una película en busca de un propósito, pero ese propósito todavía no lo he encontrado”, resumió después. También calificó el trabajo como “el cineasta tomado por sorpresa”.

 

 

 

 

 

 

 

Nyman explicó en el encuentro posterior que se trataba de una obra abierta concebida a través de cuatro interrelaciones: entre la película original y la suya, entre las imágenes y la banda sonora, entre las imágenes de su película entre sí y entre la película y los vídeos proyectados en el concierto de la víspera. Nyman definió esas relaciones como “complicadas, sin necesariamente tener que ser complejas”.

Nyman dejó algunas afirmaciones muy interesantes. Una de ellas es que ni una sola escena cinematográfica le ha servido jamás como inspiración para una sola nota musical, algo cuando menos llamativo para un afamado compositor de bandas sonoras. “La música procede de los sentimientos y expreso lo que quiero”, sentenció. Aceptó la definición común de su música como minimalista, ya que fue él mismo quien acuñó ese término en 1968, en su faceta de crítico musical, para describir a una serie de músicos que surgían entonces en América.

Certificó la defunción del cine de Hollywood con argumento y actores profesionales, pues considera que este tipo de cine experimental “muestra mejor la realidad del ser humano”. Y confesó que la agrada interpretar en sus conciertos los temas de la película de ‘El piano’, los más conocidos de su extensa obra musical, “porque la gente viene a escucharlos y a mí me gusta tocarlos”, subrayó.

Nyman hizo gala también de un gran sentido del humor, como cuando soltó que había pensado colgar en el Facebook un anuncio de su nueva gira por España y que había pensado llamarla ‘Bankia Tour’. Durante el encuentro contó varias veces que había grabado en la mañana del domingo en Avilés imágenes de la celebración del Corpus Christi, que le había llamado la atención aun desconociendo su significado. Cuando una espectadora le preguntó por sus próximos proyectos, no dudó en responder con ironía: “será mi película sobre el Corpus Christi”. También criticó las monarquías, que convierte a los ciudadanos en “súbditos”.

Y felicitó en dos ocasiones al intérprete, Luis A. Mayo, por su extraordinaria capacidad para reproducir con fidelidad sus extensos comentarios, sin perder ninguno de los matices. “Eres muy bueno”, le confesó, sonriente, para minutos después reiterar: “Quiero hacer una rectificación: no eres bueno, eres jodidamente bueno”.

 

Te puede interesar:

  1. El compositor londinense Michael Nyman protagoniza dos jornadas en Avilés
  2. Jacobo de Miguel, Michael Lee Wolfe y Mapi Quintana presentan en Oviedo ‘Xota pa tres’
  3. El mago Juan Tamariz ofrecerá en mayo dos espectáculos de ilusionismo en Gijón y Avilés
  4. Avilés celebra con varios actos en el 71 cumpleaños de Bob Dylan
  5. Rubén Blades, Eddie Palmieri y La Sucursal S.A. actuarán el sábado 30 de junio en Avilés

Dos jornadas con Michael Nyman en Avilés


Publicar un comentario